Almorranas externas y sus consecuencias

Aquí os presentamos un  completo artículo sobre las almorranas externas, donde pretendemos dar respuesta a las dudas más comunes que nos asaltan cuando padecemos esta dolencia, como pueden ser remedios que podemos aplicar, tanto caseros como farmacéuticos o poder comprobar viendo imágenes si realmente lo que nos pasa es un problema de inflamación de venas rectales.

Cómo curar las almorranas externas

Sé que es un tema delicado, que no entra en los planes de una conversación placentera y que su nombre es sinónimo de incomodidad continua y progresiva, no obstante, y sin pensármelo dos veces, recomiendo encarecidamente coger al toro por los cuernos, esconder la vergüenza en el cajón más cercano y tratarte médicamente de una de las dolencias más engorrosas, irritantes y fastidiosas que puede sufrir una persona en su vida cotidiana.

Sabes que camino estoy cogiendo, ¿verdad?, pues si, hablo de las dichosas almorranas que tanto molestan, pero que aunque no te lo creas, sufren más personas de las que te puedas imaginar.

Las almorranas pueden ser, internas (interior del recto o ano) y externas (parte saliente de la superficie del ano). A su vez, estas están divididas en cuatros subgrupos perfectamente diferenciados;
Por un lado, tenemos las almorranas de grado 1 y grado 2, generalmente de carácter interno. Por el otro lado disponemos de las almorranas de grado 3 y grado 4, de carácter mayoritariamente externo y con unas consecuencias aparentemente más graves que las del nivel inferior.

Recomiendo visualizar fotos almorranas en internet para saber apreciar con mayor exactitud el nivel en el que están las almorranas en cuestión.

cura tus almorranas externas

Almorranas externas síntomas

En el artículo de hoy, ahondaremos exhaustivamente en el “maravilloso” mundo de las almorranas externas; ¿qué son?, ¿por qué aparecen?, ¿cómo tratarlas? y demás entresijos que sin lugar a duda mejorarán tu bienestar y sobre todo, aliviarán y reconfortarán tus partes más íntimas. Así pues, empecemos, ¿Qué es una almorrana externa?, pues, nada más y nada menos que una inflamación de las venas en la zona superficial de la región anal recubiertas de piel con su consecuente sangrado, escozor y dolor, debido a las muchas terminaciones nerviosas que lo configuran.

Pero, ¿cuáles son las causas por las que aparecen?, el famoso, ¿por qué me ha pasado esto a mí?, muy fácil, por lo general, las almorranas en el ano se manifiestan debido a una serie de factores que aclararemos a continuación:

  1. La obesidad; El sobrepeso afecta en gran medida al fenómeno de las almorranas debido a la sobrepresión que ejerce el estómago sobre la región venosa del orificio anal.
  2. El estreñimiento; La dificultad para evacuar las heces es una de las causas más comunes de la manifestación de las almorranas, consecuencia del constante esfuerzo a la hora de realizar las deposiciones que afectan a la circulación de la sangre en el conducto excretor.
  3. A las mujeres, como es obvio, el periodo de gestación (sobre todo a partir del sexto mes) les afecta en gran medida, debido a como en el caso de la obesidad, al mayor peso que se realiza sobre la zona intestinal y anal tratada en este hilo y que provoca la inflamación de las venas iliacas.

Almorranas externas duración

Además, los años no pasan en balde, así que, hacerse mayor abate con gran fuerza sobre el fantasma de las almorranas, debido al constante desgaste y empobrecimiento de las venas.

Finalmente, por desgracia, tener los síntomas de almorranas externas, son también un factor genético, es decir, te puede tocar a ti, puesto que es una molestia de signo hereditario del que no se puede escapar.

Gracias a todos los santos, casi todo en esta vida se puede solucionar, y las almorranas externas no son la excepción, así pues, a través de ciertos tratamientos se puede saber como curar una almorrana.

Asimismo, defenderse de la lucha contra las almorranas es un plan que solo tú y tu voluntad por cambiar ciertos hábitos de la vida harán que mejores, por lo tanto, tener una alimentación sana es de vital importancia, así pues, la fruta, la verdura, las legumbres, las patatas, el pescado y sobre todo mucha fibra, son los alimentos indispensables para contrarrestar las consecuencias de la aparición de este dichoso problema.

Eso sí, hazte a la idea y borra de tu cerebro la ingesta de bebidas alcohólicas, café, sal y especias picantes.

Imagen de almorrana exterior

Almorranas externas tratamiento

No todo es la alimentación, tener una vida sedentaria, o una falta de higiene en la zona excretora en cuestión, son motivos más que de sobra para que las almorranas salgan en todo su esplendor, así que no dudes en hacer algo de ejercicio y mantén saneada la región anal después de cada visita al lavabo (recomiendo el uso de toallitas húmedas, debido a su mayor suavidad y al excesivo grosor del papel higiénico).

Remedios caseros para las almorranas externas

Los remedios caseros son bastante apreciados en la curación de la inflamación de las venas; Desde la cola de caballo, la aloe vera, el unto de manteca de cacao, los baños de asiento de manzanilla o caléndula (de al menos 15 minutos), el agua fría o el hielo, pasando por las cremas antihemorroidales (Hemoal), la utilización de laxantes para evitar el estreñimiento, los antiinflamatorios o analgésicos y finalizando, por los ejercicios aeróbicos y mantener la zona hidratada, son muchos de los remedios que tratan positivamente las molestias generadas.

Por último, y no menos importante debido a una situación de esta envergadura, es la visita al médico de manera inmediata cuando notes los primeros síntomas, para que con esta circunstancia el profesional de la medicina se convierta en tu mejor aliado y pueda constatar y dar solución al problema que tanto te afecta.

El doctor, valorará el grado en el que están las hemorroides (1, 2, 3 y 4) y dependiendo del nivel de las mismas (puedes constatar previamente su situación buscando en internet almorranas externas fotos, donde hacerte una idea de la realidad que tantos malo ratos te están dando) estimará cual es la opción más recomendable a seguir.

Tratamiento almorranas externas

Dependiendo del nivel comentado anteriormente, se pueden realizar diversos tratamientos quirúrgicos como son la Trombectomía (para casos más leves y sencillos), el PPH, o la Hemorroidectomía (esta operación se realiza cuando la hemorroide está demasiado avanzada y su recuperación conlleva una duración bastante ardua).

En conclusión, alimentación sana, higiene íntima, actividad física, embarazos totalmente controlados y regulados, remedios caseros para las más leves y tratamiento quirúrgico para las de grado más elevado, estos son todos y cada uno de los conceptos que sacarán de tu vida a esa almorrana que sacudía a tu existencia sin ningún remordimiento a la vista.

Vídeo sobre almorranas externas

Problema de almorranas

Quieres saber más de las hemorroides internas o las hemorroides externas

Almorranas internas, sigue leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *