Remedios caseros para las almorranas fáciles de aplicar

Cuando tenemos un problema de almorranas, lo primero que necesitamos es buscar remedios caseros para las almorranas y poder así comenzar a tratar con rapidez y eficacia para tardar el menor tiempo posible en recuperarse nuevamente. Por supuesto y como de costumbre siempre teniendo en cuenta que es una primera actuación y que siempre recomendamos acudir a la consulta de nuestro médico para una atención más completa y exhaustiva.

Los remedios caseros que mejor ayudan contra las almorranas

Las almorranas o hemorroides internas, ese gran desconocido para el ojo público, avergonzada apariencia y doloroso silencio que afecta a un gran número de la población, una cifra que si saliera a la luz de los que la padecen, no afectaría tanto ni habría innumerables prejuicios en torno a esta dolencia tan íntima.

Los que las sobrellevan, saben a la perfección en qué consisten, o al menos se percatan del asunto, los que no, que mejor que leer este post para poder identificar con cierta moderación el problema, para con ello solucionar en la medida de lo posible su aparición previa travesía por el médico.

Definición de las almorranas y los remedios caseros más empleados

Así pues, lo primero que debes saber es la definición de una almorrana y posteriormente ahondar en los remedios caseros para las almorranas que se pueden utilizar para resolver este rompecabezas.

¿Qué es una almorrana?, pues para que todos lo puedan entender, la almorrana consiste en la hinchazón o inflamación de las venas que se sitúan en la zona o región del conducto o concavidad anal.

Se entiende, ¿verdad?, pues intenta ponerle solución a través de los siguientes remedios caseros para las almorranas que te mostrare a continuación.

Como utilizar los remedios caseros para curar las almorranas

Los 10 remedios caseros en los que confiamos desde hemorroidesinternas.es

1- El ajo, uno de los remedios caseros almorranas por antonomasia, así que no lo dudes y prueba a hervir un par de dientes de ajo bien machacados, aplicando el unto resultante previo filtrado en un aposito que fijar en la zona donde tengas las almorranas.

Si esto no es suficiente para aliviar el escozor, prueba a introducir un pedazo de ajo en el recto durante al menos una horas, el alivio se presentará al poco tiempo gracias a estos remedios caseros para las almorranas.

2- Los baños de asiento es seguramente uno de los remedios almorranas más utilizado por las personas que sufren está aflicción, fácil, sin experimentos y con sosiego inmediato. Así pues, llena de agua caliente una tina o la bañera si dispones de ella, y como su propio nombre dice, reposa la zona anal afectada en el agua (unos 20 minutos durante varios días), puesto que esta, aminorará la inflamación de los coágulos de sangre que se han formado.

3- La alimentación para paliar las almorranas, es un tema vox populi. Por lo tanto, las patatas, la fruta, la verdura, los frutos secos y los alimentos cargados de fibra son un fundamento esencial para contrarrestar las inflamaciones generadas por las almorranas, a la par que conseguir tener una vida más saludable. Olvídate de la sal, el café, el picante y la ingesta de destiladas como técnica de almorranas tratamiento.

remedios caseros para las almorranas

Remedios caseros para las almorranas sangrantes

Como puntualización alimentaria de almorranas remedios, que menos que hablar del tomate. Si señores y señoras, una pieza de tomate cortada por la mitad y restregada por la región afectada hará del alivio una palabra enriquecedora. Puedo entender que suena un poco desagradable a primera vista, pero si sufres de almorranas, esto es lo más parecido a una barita mágica.

4- Evitar el estreñimiento es de vital importancia para que las almorranas no aparezcan, así que mantente hidratado durante todo el día

5- Una bolsita de té es perfecta como remedio casero para las almorranas externas, frótate la zona anal con la bolsa de té, una vez calentada por supuesto y sus propiedades harán el resto.

6- La pasta de cebolla morada, es también un buen paliativo y más si se combina con mantequilla líquida, adhiriendo la mezcla resultante en el ano al menos una vez al día.

7- Un par de vasos de zumo de nabo o jugo de limón favorecerán el alivio del lastimoso dolor de las almorranas.

8- Si antes hablamos de agua caliente, ahora toca hablar del prestigio del hielo. Tan sólo tendrás que coger unos cuantos cubitos de hielo, arroparlos en una bolsa para evitar el contacto directo con la zona afectada y posarlos en las almorranas consiguiendo con ello un alivio, desahogo y bálsamo inmediato.

9- Como comentamos anteriormente, mantenerse hidratado es algo importante y además si sufres de almorranas lo importante se convierte en incuestionable, es decir, bebe mucha agua, puesto que conseguirás mejorar el tránsito de las heces por el aparato digestivo hasta el conducto anal.

10- Si tu trabajo es puramente sedentario y no te alzas de la silla en horas, eres propenso a tener almorranas, así que procura levantarte y moverte de vez en cuando mejorando la circulación y con ello evitando la aparición de las almorranas.

Las almorranas externas e internas tienen remedio

No esperes, si tienes ganas de ir al baño, no lo retrases más, cuanto antes lo hagas mejor, puesto que podría empeorar lo que ya de por sí está mal. Procura que el ir al baño se convierta en un remanso de paz donde poder evacuar las heces mientras te lees uno de los muchos libros que te dan soluciones para contrarrestar la dichosa dolencia.

Deshazte del papel higiénico de doble capa, o al menos guárdalo bajo llave, la dureza de este protagonista es lo más parecido a un antihéroe para tus almorranas. Pero, ¿qué se puede utilizar entonces?, muy fácil, toallitas húmedas con baja proporción de alcohol cuya suavidad y frescor eliminará el escozor y la infección de forma permanente.

El vaho generado de hervir leche y cebolla favorecerá la infección de la superficie afectada, así que no dudes en calentar a fuego lento esta combinación de productos, para posteriormente colocar la tartera en el hueco del retrete, sentándote encima y dejando que los vapores concebidos alivien permanentemente el escozor.

El vinagre de sidra de manzana, las hojas de aloe vera, la crema de avellana y otros tantos productos ya sean en crema, unto, a través de la ingesta o introduciéndolos en el cavidad anal serán una gran oportunidad para frenar la aparición de las almorranas.

Conclusiones a tener en cuenta para remediar las almorranas definitivamente

Finalmente, si todos estos almorranas remedios caseros no han sido todo lo efectivos que esperabas y tu zona íntima sigue estando mal o incluso empeorando, no tendrás más remedio que acudir al médico para concertar una operación de extirpación de las almorranas en cuestión.

Nuestros lectores, afectados por las hemorroides, están al tanto de todos los remedios para las almorranas que dan constancia de la efectividad y de los resultados relacionados con el alivio de las dolencias derivadas de esta plaga. Así que no lo dudes en demasía y prueba a realizar de manera constante cada uno de los remedios mostrados en el artículo y luego saca tus propias conclusiones sobre la utilidad de estos remedios caseros para las almorranas.

Vídeo de almorranas y cómo plantarles cara

“Remedios caseros para las almorranas” pretende darte la mejor información en base al problema de almorranas o hemorroides que padeces. Por este motivo en esta página hemos querido darte una serie de remedios caseros para las almorranas que no siempre puedes encontrar en otras webs de salud y bienestar. Esperamos que te sean de ayuda y que si consigues superar tu problema con algún otro tratamiento alternativo o diferente al que planteamos en nuestra web nos lo hagas saber para poder aportar más información en esta comunidad y conseguir cada vez saber y tener más remedios caseros para las almorranas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *