Las hemorroides externas pequeñas – cómo atajarlas

Las hemorroides externas pequeñas son más comunes de lo que las personas nos imaginamos, ya que es un tema un poco tabú que la gente es reacia a hablarlo porque no queremos que nadie se entere de que las padecemos por vergüenza. Las hemorroides o también llamadas almorranas son venas dilatadas e inflamadas en el ano y en el recto, que pueden causar dolor, picazón y sangrado anal debido a que aplicas demasiado esfuerzo en esa zona. Dependiendo de dónde se encuentran sus hemorroides, se consideran “hemorroides internas” o “hemorroides externas”.

Hemorroides externas pequeñas en el ano

Las hemorroides externas se encuentran generalmente debajo de la piel que rodea el ano y nosotros te daremos los mejores consejos de como curar hemorroides externas pequeñas. Las causas de la aparición de hemorroides son varias, van desde el estreñimiento con aumento del esfuerzo al defecar hasta el sobrepeso, una dieta inadecuada y una debilidad congénita del tejido conectivo, otra causa de padecerlas es en el embarazo o después de dar a luz por lo que las hemorroides externas pequeñas en mujeres son muy comunes.

Practicar mucho ejercicio, sobre todo para las personas con un trabajo más sedentario, aquellas que pasan muchas horas sentadas, y llevar una dieta equilibrada y rica en fibra, para mejorar los movimientos de tu intestino, ya que al añadir volumen y nos ayudará a tener deposiciones blandas y regulares, lo que reduce los síntomas que producen las hemorroides. La fibra no es un alimento como tal, sino que es una sustancia que viene en gran cantidad de alimentos como las frutas, las verduras, los cereales…Las pomadas para el tratamiento de las hemorroides y los supositorios que reducen la inflamación pueden ser de gran ayuda pero solo con los síntomas más leves. Si el problema es mayor y el dolor persiste, los vasos sanguíneos afectados y el tejido inflamado circundante deben ser esclerosados (tratamiento esclerótico, coagulación mediante infrarrojos), ligados o eliminados quirúrgicamente.

Hemorroides externas pequeñas tratamiento

Las hemorroides pequeñas pueden ser tratadas de varias maneras, dependiendo de la gravedad o lo molestas que sean.  Uno de los métodos más eficaces para curar las hemorroides es la hamamelis. La hamamelis es una planta que crece en forma de arbusto con una altura de hasta 7 metros de altura. Tiene forma de cápsula con semillas color negro y flores amarillas con cuatro pétalos alargados. Para la medicina se utilizan las hojas y la corteza, porque éstas son ricas en flavonoides, ácidos fenólicos y taninos. Con la planta hamamelis puedes reducir las inflamaciones, detener el sangrado, disminuir el dolor y desinflamar las venas, muy útil para preparar remedios caseros o para aplicaciones como curar hemorroides externas pequeñas. Para utilizarlo sólo debes aplicar sobre la zona afectada un poco de agua de hamamelis, ayudándote con una bola de algodón.

Hemorroides externas pequeñas

Hemorroides externas pequeñas remedios caseros

Otro de los métodos más eficaces para curar o aliviar las hemorroides externas pequeñas son los baños de asiento, es muy importante mantener la zona afectada limpia para poder reducir la irritación. Personas especialistas recomiendan los baños de asiento porque son ideales para limpiar, desinflamar el área y sobretodo, para disminuir el dolor y la comezón. Para realizar estos baños has de conseguir una tina y agua caliente, en farmacias ya hay a la venta tinas especiales del tamaño de la taza del wc, aunque si lo prefieres puedes usar cualquier tipo de tina, el objetivo es sumergir la zona afectada en agua un poco más caliente de lo normal. El baño debe de ser 2 o 3 veces al día durante unos 15 o 20 minutos. Mientras dura el baño, unos cinco o quince minutos, puedes aprovechar para darte frotaciones y masajes de distintos tipos en las partes de tu cuerpo que estén sumergidas en el agua. El agua se recomienda caliente, pero puede variar dependiendo de lo que quieras conseguir. Para complementar tu baño puedes añadir al agua algunas hierbas como: manzanilla, llantén, cola de caballo, roble, castaño de Indias, cuscús, milenrama, bolsa de pastor, ciprés, tormentila, zarzamora, ajenjo, sábila, belladona, entre otras.
Una vez que esto termine es importante secar el ano con palmadas suaves con una toalla suave y absorbente o incluso secar con un secador de pelo.
También es efectivo realizar una terapia en frio, cuando se trata de reducir la inflamación el hielo es uno de los remedios más eficaces. Este se debe de envolver en una pequeña toalla y apretar contra la zona afectada unas 2 o 3 veces al día durante unos 10 minutos. Comprobará cómo se calma el dolor enseguida.

Alimentos recomendados y prohibidos para hemorroides externas

A la hora de evitar, sufrir, intentar paliar o sobrellevar las hemorroides externas pequeñas, la  alimentación es un factor muy a tener en cuenta; es por ello que te ofrecemos una lista de los alimentos necesarios y contraproducentes relacionados con las hemorroides externas.

Alimentos recomendados: Cereales con fibra (avena), frutos secos como por ejemplo las castañas, las patatas, determinados pescados, el agua y la mayoría de las frutas (la manzana, la papaya, las ciruelas secas…) y hortalizas conseguirán evitar la aparición o sufrimiento de las hemorroides.

Alimentos prohibidos: Por contrapartida, cabe destacar que los alimentos menos favorecedores ante las aparición de las hemorroides/almorranas son en primer lugar el alcohol, el tabaco (lo ponemos en esta sección debido a sus consecuencias negativas), el café y las salsas picantes; pasando por bebidas demasiado gaseosas, el té, determinados mariscos, alimentos con una elevada cantidad de sal, excesiva grasa animal o fritos.

Hay que destacar que también existe determinados alimentos que a pesar de no ser muy recomendados para su ingesta son un gran bálsamo en forma de unto en la zona afectada por las almorranas externas (por ejemplo la cebolla y el ajo)

Con estos consejos alimenticios verás apaciguado el dolor y aparición de las hemorroides; así que ya no tienes excusas para tener una vida saludable y carente de hemorroides.

Cómo se curan las hemorroides externas pequeñas

Hay que tener en cuenta que limpiar la zona anal con papel higiénico seco puede aumentar la irritación y la comezón. Por lo que es mejor que uses papel higiénico húmedo, de modo que puedas limpiar la zona adecuadamente. Por otro lado, es importante no utilizar nunca en estos casos papel perfumado o que contenga alcohol, ya que esto podría causar una irritación severa.
Además de utilizar estos recursos, también es muy importante mantener altos niveles de higiene personal o el problema podría empeorar en gran medida.

Cura tus hemorroides externas

Síntomas de las hemorroides internas

Tratamiento para almorranas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *